Viernes 30 de Octubre de 2020

  • 18.3º
  • Mayormente soleado

18.3°

El clima en Los Toldos

21 de enero de 2017

Por qué se viene una larga e intensa ola de calor

Arrancò hoy y duraría por lo menos hasta el martes. En Capital se esperan máximas de hasta 40 grados y térmicas incluso más altas.

Vuelve, todo vuelve. El calor intenso y sostenido que nos hizo transpirar en diciembre de 2013, con muchos días de térmicas agobiantes que no cedían, podría repetirse en la Ciudad. De cumplirse todo lo pronosticado, hoy arrancò una ola de calor. Y esas altas temperaturas están pronosticadas al menos hasta el martes de la semana que viene. Un verdadero martirio para los que usan saco y corbata.

Pero el calor no lo van a sufrir sólo los oficinistas porteños: esta ola alcanzará a casi todo el país, ya que cubrirá el norte de la Patagonia, el centro y el norte del territorio nacional. Semejante agobio no tiene un solo culpable, sino varios factores.

"Hay un anticiclón bastante intenso en el océano Atlántico que favorece que en gran parte del país haya vientos persistentes a intensos del sector norte. Esto, combinado con días despejados que están ocurriendo en casi todo el país, hace que las temperaturas vayan aumentando paulatinamente", explicò la meteoróloga Cindy Fernández, del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Además, influye un fenómeno llamado bloqueo. "Se da porque el viento muy intenso del Norte no deja que el aire más frío --que está en el sur patagónico-- llegue al centro del país. Lo bloquea, es como que le gana y lo empuja para abajo. Entonces el aire frío se mantiene en el extremo sur y el resto del país tiene temperaturas cada vez más elevadas", comenta la meteoróloga.

Los bloqueos son muy comunes y pueden estar asociados al frío o al calor. Uno de ellos hizo que tuviéramos un comienzo de 2016 muy frío desde marzo hasta julio. También un bloqueo nos persiguió en aquel final de 2013, con dos olas de calor que duraron 17 días en total. La primera de ellas fue muy larga: duró del 22 al 30 de diciembre. "Podría haber una situación similar. Hay chances de que se repita", anticipa Fernández.

Para que haya oficialmente una ola de calor se tienen que dar ciertos valores durante tres días consecutivos. En Capital, la mínima debe superar los 22 grados y la máxima los 32,3. "De cumplirse todo lo que está pronosticado, hoy arrancaríamos con una ola de calor", subraya Fernández. "Estos valores están pronosticados al menos hasta el martes de la semana que viene. Sería una ola de calor larga", continúa.

En los próximos días, los porteños tendrán máximas de entre los 35 y los 40 grados, con sensación térmica aún más elevada. En Catamarca y La Rioja se prevén máximas de 40 a 42 grados, aunque pueden llegar a los 45 y la sensación térmica podría alcanzar los 48 grados. Ayer la ola de calor ya arrancó en el norte de Mendoza, sur de San Juan y Catamarca.

Las mínimas también van a ser muy altas. "Eso es lo peligroso", señala Fernández. "Además, son como 10 días con mínimas y máximas por encima de lo normal. Esto trae muchas consecuencias para la salud, porque el cuerpo no llega a enfriarse nunca. Hay población que está en riesgo, sobre todo niños, personas mayores y con enfermedades crónicas", explica. Actualmente, ya hay alerta amarillo.

COMPARTIR:

Comentarios