Domingo 9 de Agosto de 2020

  • 12.6º
  • Nubes con bruma

12.6°

El clima en Los Toldos

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

19 de enero de 2017

Dos años,730 días,para el escarnio . . . para la verguenza. By Atilio Griffa

Cuando alguien imbuido de Justicia, escriba la Historia de los Argentinos, el capítulo de los años 2007 – 2015, será muy difícil de leer para mucha gente...

Cuando alguien imbuido de Justicia, escriba la Historia de los Argentinos, el capítulo de los  años 2007 – 2015, será muy difícil de leer para mucha gente, incluídos aquellos ciegos, sordos y gesticulantes que se atreven a seguir a la innombrable viuda, que, con su comportamiento terminó de calificar la baja calidad de la mayoría de los políticos argentinos.

          Resultado de imagen de Alberto Nisman

Al paso del tiempo, cuando la memoria de los más, comience a recorrer los acontecimiento de esos aciagos años del gobierno y sus componentes, cuando al fin la realidad golpee duro a los ciegos y a los que se negaron a ver . . . muchos no podran mirar a los ojos a sus hijos y nietos, frente a lo que permitieron, a lo que aceptaron, y de lo que no renegaron, según la conciencia, que por más escondida y profunda que se esconda, en algún lugar cada humano tiene, si es, que es humano.

          Resultado de imagen de Alberto Nisman           La hora de la Justicia, no se mide con simple reloj, se mide por la Historia de los pueblos, y mire los ojos de Nisman, que le dirán más que mil palabras.

Esta nota da vueltas en mi pensamiento desde el primer día de este año. 

Pero una rara tela de araña, lo tenía retenido y no se convertía en las palabras que reflejaran mi estado de ánimo, y que conformara a mi pensamiento lógico de editor.

Hoy muy temprano, al influjo quizás de aquel momento insuperable, las palabras brotan solas, y hoy como aquellas horas en que en mi Blog de entonces, dije claramente la peor palabra. 

La palabra que llena de sombras la Historia de una Nación : MAGNICIDIO.

No tenia más, que de alguna nota circunstancial, la realidad de quien era Alberto Nisman.

Pero a partir de su denuncia, explotó en el teclado, en las ideas, en ese razonamiento de comunicador, que la cosa tenía diferencias insuperables con las notas que se publican a diario.

          Resultado de imagen de Alberto Nisman

A partir de ese mismo momento, la idea se convirtió en un torbellino que empujaba a escribir sin descanso.

Esa tropa de destacados buenos para nada que gobernaba a la Argentina, por fin tenía un interlocutor capaz de poner las cosas en su sitio, aunque aún tenían la suma del poder.

La primer idea fue, “que descomunal coraje” tiene este tipo.

Hay que ser valiente, ser seguro de si mismo, tener en sus manos como demostrar su verdad, y saber que con los oponentes, por sus dichos, se jugaba la vida.

Fue asombro,  dudas por lo difícil de creer su denuncia, y luego. . . fue firmeza, la forma y el fondo del tema, nos permitieron creer, y luego profundizar sus dichos, ir a las fuentes, que siempre se tienen, y luego, con más trabajo, adentrarse en los archivos de los últimos años, y aprontarse a publicar todas sus cosas sin dejar una coma de lado. 

Jugar a su lado cada una de las fichas, apostando a que de su mano aparecía la luz al final del túnel, y que por fin la justicia pondría las cosas en su lugar.

Y tengo dos comentarios de personas muy cercanas :

Una me dijo: “esta loco, con estos tipos no se puede meter.”

La otra acertó : “si sigue, lo van a matar”.

Me equivoque dos veces, yo tambien quería meterme, claro yo no soy nadie, en todo caso me leen un puñado de personas, que por la cantidad no mueven el fiel de la balanza, de la opinión pública.

Y no creí que fueran tan idiotas, como para asesinar a un Fiscal General de la República, solo por tapar uno o dos de los delitos, de los tantos cometidos en esos años, cada uno de los cuales tienen asegurada la cárcel frente a cualquier Juez de la Nación que cumpla con la ley.

Pero la prepotencia, su omnipotencia, su descaro, acostumbrados ya a tanto daño ocasionado, no les permitió medir las consecuencias de sus actos, máxime cuando contaban con las desiciones mafiosas de sus secuaces en la justicia, Jueces de la Nación que serán ejemplo en los años venideros, de prevaricato, de complicidad manifiesta, de ser partícipes necesarios, entre otras cosas, de un Crimen de Lesa Humanidad, que salpicará con sangre inocente a toda su descendencia desde las páginas de la Historia.                      

 Es muy probable, que no los juzguemos nosotros hoy, quizás escapen en este tiempo, pero los archivos de la prensa escrita y la historia, dirán, cuidado son los hijos de…                     

Son unos cuantos, que no nombraré ahora  porque usted los conoce, la televisión los mostró muchas veces, y en su conciencia, usted sabe, que son indeseables para ser pares sociales nuestros.

Ni su poder de desconocer la justicia, ni la riqueza obtenida, les abrirán las puertas de la gloria.

Es más a unos como a otros, espero que la Justicia Divina los entierre en el peor de los infiernos.

De todos modos en homenaje a ALBERTO NISMAN,  diré que no pesa nombrar a Rafecas y Gils Carbó, que son los predilectos para ir al frente de todos los que no cumplieron con el sagrado deber de aplicar la justicia.

Hoy es el día de comenzar a transitar el camino de la Justicia, pero la de verdad, y desde este humilde lugar seguiremos los pasos de quienes deben cumplir con el imperio de la ley.  

Que no se equivoquen, que ahora ya somos muchos, y no sera tan facil disimular muertes infames, como la del Fiscal, por tapar a delincuentes feroces.

Alberto Nisman somos todos, solo queremos justicia, para que descanse en PAZ.

 

Email de contacto: [email protected]

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios