Martes 11 de Agosto de 2020

  • 9.9º
  • Soleado

9.9°

El clima en Los Toldos

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

10 de enero de 2017

Alacranes se cobran otra vida en Córdoba

Una nena de 7 años murió ayer tras ser picada por un alacrán en la ciudad turística de Villa Carlos Paz, en lo que constituye el segundo caso registrado en Córdoba en lo que va de este mes.

La nena, identificada por la policía como Isabella Sánchez Quevedo, fue picada el sábado por un escorpión y murió ayer en un centro asistencial de la ciudad de Córdoba tras padecer un shock cardiogénico y otras manifestaciones que alteraron sus signos vitales, a pesar de haber recibido el tratamiento con el suero antialacrán.

La pequeña, hija del secretario de Gobierno del municipio cordobés de MalagueñoCristian Sánchez, recibió atención primaria en un hospital de la ciudad turística y luego fue trasladada al Hospital de Niños de la ciudad de Córdoba, donde murió tras permanecer por más de 24 horas en terapia intensiva.

En lo que va de 2017 es el segundo caso fatal por picadura de alacrán en Córdoba, ya que el pasado martes una nena de cuatro años había muerto por igual motivo en el hospital de Villa María.

Endémicos de nuestra región, como de buena parte de nuestro país, los alacranes constituyen un riesgo serio para los niños pequeños y las personas de edad, entre quienes su picadura puede resultar fatal. De ahí que caso de un ataque, los autoridades sanitarias recomiendan ponerse en contacto de inmediato con la línea de atención gratuita del Servicio de Toxicología del Hospital de Niños (0800–2229911) para evaluar su gravedad.

No menos importante es poner en práctica algunas medidas preventivas para evitar su presencia en nuestro hogar. Entre ellas recomiendan mantener patios y jardines libres de escombros, leña y residuos de hojas, que son los lugares donde suelen refugiarse, así como también cubrir los desagües con rejillas entramadas (tipo mosquitero) y colocar burletes debajo de las puertas.

Una medida de precaución efectiva consiste en combatir además la presencia de arañas y cucarachas que, por ser su alimento habitual, suelen atraer a los alacranes.

COMPARTIR:

Comentarios