23 de noviembre de 2016

El Servicio Alimentario Escolar fue transferido a los municipios

El ministro de Desarrollo Social bonaerense, Santiago López Medrano, explicó los alcances de la transferencia del Servicio Alimentario Escolar (SAE) a los municipios y justificó la medida al asegurar que hará más eficiente la gestión del programa, al tiempo que marcó la existencia de "irregularidades" en la implementación por parte de los Consejos Escolares.

El funcionario bonaerense adelantó que la Provincia avanzará en la nominalización de los cupos de comedores para identificar a cada beneficiario, y defendió la iniciativa al sostener que "no es estigmatizante".

- ¿Cómo va a ser la mecánica de transferencia del SAE a los municipios?
- El marco es un convenio entre el Gobierno provincial y los municipios, y vamos a empezar con 12 comunas como prueba piloto, que son las que monitoreamos este año. Cuando asumimos encontramos una situación que tiene que ver con atraso de los pagos, deuda acumulada, valores insuficientes de almuerzo y desayuno. Pusimos al día eso, duplicamos en mayo los montos y comenzamos a hacer un seguimiento del impacto que esto tenía en el plato de comida de cada chico. El estudio es de gran magnitud: lo hicieron dos universidad con el Centro de Estudio sobre Nutrición Infantil (CESNI) y el Centro de Estudio sobre Políticas y Economía de la Alimentación (CEPEA), que son dos instituciones de referencia en materia de nutrición infantil. En base a los resultados a ese relevamiento es que salimos con estas medidas para el año que viene.

- ¿De qué manera se va a operativizar esto?
- Cambia la transferencia: hoy nosotros transferimos a una cuenta SAE del Banco Provincia que administra el Consejo Escolar de cada jurisdicción. En aquellos casos en que el municipio firme el convenio habría una nueva cuenta exclusivamente para estos fondos, administrada por el municipio, que tiene los mismos controles del Tribunal de Cuentas que ya existían hoy. El ministerio mantiene la facultad de monitoreo, de control y de sanción. Entendemos que hay mucha más capacidad técnica en las administraciones municipales, sobre todo para las grandes licitaciones en los volúmenes que maneja el SAE. Los municipios ya están administrando y licitando servicios alimentarios para jardines y hospitales municipales, y para hogares de ancianos: tienen mayor capacidad para ello y también pueden planificar los pagos para obtener una mejor prestación.

- ¿Esto implica una "municipalización" del servicio alimentario?
- En absoluto: ahora el servicio está a cargo de los Consejos Escolares que son organismos descentralizados de la Provincia. No se municipaliza porque se mantienen las potestades de control y de sanción, se establece el menú y se audita desde el ministerio. Lo que se hace es que en lugar de transferir el dinero al Consejo Escolar se lo transfiere a una cuenta especial para el municipio. El dinero sale de la Provincia, por lo tanto no hay ni delegación ni descentralización. Los consejos escolares antes no tenían funciones ni de infraestructura ni de alimentación, con la crisis de 2001 empezaron a hacerse cargo de estas cuestiones. También hay un tema de responsabilidad política, hoy la sociedad cuando reclama en general lo hace en el municipio. De hecho muchas comunas hoy están invirtiendo en las escuelas porque entienden que hay una responsabilidad política ineludible.
Seguramente se va a hacer de mejor manera, más transparente, con más control social.

- Un informe presentado por el ministerio menciona irregularidades en la gestión del SAE, ¿qué encontraron en el estudio realizado?
- Hay una parte de la auditoría contable, donde aparecen cuestiones de facturación y observaciones del Tribunal de Cuentas. Nosotros evaluamos irregularidades en la prestación. Por ejemplo, el menú es sugerido, no hay un menú único. Estaba elaborado por especialistas con cinco opciones diarias, y todos tenían un componente lácteo, pero veíamos que esto no se cumplía. El año que viene va a haber un nuevo Menú SAE obligatorio, que tenga valores nutricionales de acuerdo a los estándares, por supuesto puede variar según las regiones y sus particularidades, pero tiene equivalencias que permite que eso se subsane.

- ¿Cómo se van a definir los cupos para cada comedor?
- En marzo tenemos una oportunidad inmejorable para plantear la nominalidad de los chicos que se inscriben en el sistema escolar. Hoy no hay una nominalidad de cupos, porque hay mucha resistencia. Esto se ha planteado como estigmatizante, pero la verdad es que es un derecho social como puede ser la jubilación o la Asignación Universal, donde está perfectamente nominalizado quién es el titular. Inclusive para abordar a esa familia con otros recursos del Estado que hoy no están llegando.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios