26 de septiembre de 2015

El consumo con tarjeta de crédito aumentó un 50%

El economista Gabriel Caamaño Gómez señaló: "El tarjeteo es el resultado de la combinación de la alta inflación y el plan oficial de 12 cuotas".

“El tema del tarjeteo es el resultado de la combinación de la alta inflación y el plan oficial de las 12 cuotas sin interés, que han hecho que el instrumento financiero preferido por los individuos sea el financiamiento por la tarjeta de crédito, incluso en desmedro de otros, como los créditos personales, que han perdido participación", resaltó.

"El consumo se está recuperando, sobre todo el durable”, añadió.

En relación a la utilización de la tarjeta en desmedro del pago en efectivo, explicó: “Los descuentos en efectivo rondan el 10 o 20 por ciento, y las expectativas de inflación van al 30. Las tasas de interés se cobran con 12 cuotas sin interés, por lo que a la larga es preferible financiar en 12 cuotas desde el punto de vista del consumidor”.

“Los inmuebles han quedado lejos para la mayoría de la población, por el valor del metro cuadrado y su relación con los sueldos, y la ausencia del crédito hipotecario. Cuando uno tiene tasas tan altas, el crédito a largo plazo se vuelve caro y solitario", indicó.

"A lo largo de los años, el anhelo de la casa se reemplazó por el auto, y en los últimos años se encareció y mucha gente quedó lejos de la oportunidad del cero kilómetro. Ahora vemos el consumo de electrodomésticos", señaló.

"En ese consumo referencial, por el cual tener determinadas cosas referencia la situación de uno en la sociedad, la gente también cae, y utiliza los instrumentos financieros para adquirir esas cosas", agregó Caamaño Gómez.

"El tarjeteo también incluye los materiales, mucha gente usa la tarjeta para comprar materiales para remodelaciones, ampliaciones, que es lo que mueve la recaudación en el ámbito privado", completó.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios