21 de abril de 2016

Fin de la novela: se rompió el bloque del Frente para la Victoria en Diputados

Finalmente, el bloque peronista se quebró. Un grupo de trece legisladores, liderados por Walter Abarca, decidió abandonar el espacio y nuclearse en torno a nueva bancada.

Después de tantos rumores e hipótesis, el final era abierto. Por un lado la unidad, por el otro la ruptura. Tras la sesión de esta tarde, las vueltas terminaron y bloque del Frente para la Victoria se partió. 

Trece de los diputados que integraban la bancada que hasta hace un tiempo presidió el camporista José Ottavis, decidieron dar el portazo y nuclearse en torno a un nuevo bloque, al que denominaron FpV- PJ, y que será liderado por el legislador de Saladillo, Waltar Abarca, ex secretario privado de Néstor Kirchner. 

El grupo lo completan Valeria Amendolara, Marcelo Feliu, Alicia Sánchez, Liliana Pintos, Mauricio Barrientos, Andrés Quinteros, Ricardo Móccero, Mariano San pedro, Evangelina Ramírez, Marcelo Elias, Rodolfo Iriart y Alejandra Martínez. 

Si bien quienes conforman este espacio indicaron a La Tecla que no descartan que se integren más diputados que también tienen diferencias con la agrupación ultrakirchnerista, existe la posibilidad que los que responden al Chino Navarro y a Horacio González armen un tercer bloque.

La fractura fue formalizada después de las 18 mediante una nota dirigida a Jorge Sarguini, presidente de la Cámara de Diputados. La posibilidad de este quiebre comenzó a tejerse en diciembre, cuando se designó a Ottavis como titular de la bancada. Sin embargo, la gota que rebasó el vaso fueron los cruces que surgieron en el interior del espacio al momento de definir el acompañamiento o no del Presupuesto 2016 enviado por el Ejecutivo. Finalmente, en aquel momento, el voto fue dividido. 

La confrontación fue creciendo con el paso del tiempo y Ottavis presentó su renuncia a la presidencia del bloque. Mientras la unidad pendía de un hilo, aparecieron en danza varios nombres como posibles reemplazantes: Horacio González, Juan José Mussi y Abarca, fueron algunos de los candidatos. 

Finalmente, y a pesar del pedido de unidad de Cristina Fernández de Kirchner, primaron las diferencias y, tal como sucedió en el Senado, el bloque peronista se dividió, al menos por ahora, en dos espacios.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios